Jose

Manonelles está bajo su custodia. Se ocupa de supervisar todas las piezas del puzzle, y de hacer que el engranaje gire a la perfección. Su inquietud hace que esté en constante formación, y sueña con ser pionero en la evolución de la empresa.